Valores

El agua que camina. Experimento con agua para niños para jugar con los colores


Te proponemos hacer un experimento con colores realmente sorprendente. Lo podemos llamar algo así como ‘El agua que camina’. En realidad, es una metáfora. El agua en este experimento pasará de un lado a otro gracias a las particularidades del material que vamos a utilizar como vehículo transmisor: las servilletas de papel absorbente.

Tu hijo comprobará cómo se crean colores secundarios de forma casi…¡¡mágica!! Descubre aquí cómo hacer el experimento del Agua que camina, un experimento con agua para niños con el que además aprenderán mucho.

Materiales:

  • Vasos de plástico
  • Colorantes rojo, azul y amarillo
  • Agua
  • Papel absorbente

Disfruta probando con tu hijo este experimento casero, tan sencillo, divertido y didáctico. No necesitas apenas materiales y el resultado es espectacular. Con un poco de paciencia, lograrás un experimento sorprendente. Apunta cómo hacerlo, paso a paso:

1. Coloca siete vasos en fila y vierte agua en el primero, el tercero, el quinto y el séptimo. Llénalos hasta arriba.

2. Agrega 5 gotas de colorante rojo en el primer vaso y también en el último. Agrega 5 gotas de colorante amarilla en el tercer vaso.

3. Por último, añade 5 gotas de colorante azul en el quinto vaso.

4. Toma unas hojas de papel absorbente y dóblalas por la mitad y dóblalas otra vez en sentido longitudinal. Debes colocarlas de uno a otro vaso, de forma que conecte cada vaso con el siguiente.

5. Debes hacer esto mismo con todos los vasos.

6. Observa qué comienza a pasar con los vasos. El agua coloreada empieza a arrastrarse por el papel hacia el siguiente vaso. El agua comenzará a descender hacia el vaso vacío que hay al lado. Los dos colores comienzan a mezclarse en el vaso vacío. Deberás dejar pasar cerca de dos horas para contemplar el resultado completo.

Realmente este es un experimento fascinante. Pero... ¿sabes por qué ocurre esto? El papel está hecho de fibras y el agua puede viajar a través de los huecos de las fibras. Los huecos en la toalla de papel actúan como venas y tiran del agua hacia arriba. Es similar a lo que ocurre con las plantas, cómo sube el agua de las raíces a las hojas en la parte superior de la planta o árbol.

El agua puede moverse hacia arriba contra la gravedad debido a las fuerzas de atracción de las fibras del papel absorbente.


Video: El agua que camina. Experimento con colores para niños (Octubre 2021).